Escudo de la orden

FORMACIÓN

Al hablar de la formación se habla de una formación integral que abarca toda la vida y todos los aspectos humanos. Ésta comienza desde los primeros contactos con el Carmelo y culmina con la muerte. Este aspecto esencial en nuestra vida tiene etapas, así se da la formación inicial propia de los primeros años de vida religiosa y la formación permanente que cubre el resto de la vida.

"La formación (inicial) persigue como finalidad, que las candidatas, dóciles a la acción del Espíritu Santo, respondan con amor a la llamada gratuita y amorosa del Señor, que bajo la guía de maestras expertas conozcan y vivan paulatinamente la vocación propia de las Carmelitas Descalzas, sus valores y sus exigencias...", además "Con miras a una buena formación para esa vida contemplativa, es de suma importancia juntar la experiencia concreta de la vida religiosa con una adecuada instrucción intelectual, que sirva para formar a las candidatas en el conocimiento profundo de la verdad que tienen que contemplar y de la que deben vivir". (Constituciones de 1991, Nº 135.139).

Por esta razón las formandas reciben clases teóricas y prácticas. Sagrada Escritura, liturgia, teología, espiritualidad carmelitana, historia de la Orden, psicología y formación humana, vida consagrada, música y canto, diversas labores y todos los oficios prácticos de la casa. Se tendrá en cuenta la formación previa que cada formanda trae al Carmelo y también sus características personales. No se forma en serie. La formación es altamente personalizada.

"Siguiendo el ejemplo de la santa Madre (siempre deseosa de completar y ahondarse conocimiento de Dios, para poder responder más generosamente al don de su presencia y de su acción en el alma)( y secundando fielmente la voluntad y las normas de la Iglesia, todas las religiosas continuarán, con asiduidad y durante toda la vida, su formación espiritual, doctrinal y práctica". (Constituciones de 1991, Nº 169).

Se procura profundizar los documentos eclesiales y los de la Orden, vivir la espiritualidad litúrgica y devocional propuesta por la Iglesia, actualizarse en diversos temas y responder a las necesidades del mundo contemporáneo.

Formacion