Escudo de la orden

VIDA FRATERNA

"A ejemplo de la Iglesia primitiva, la vida comunitaria propuesta por la Regla del Carmelo y renovada por Santa Teresa, exige que las hermanas, convocadas y reunidas como pequeño "Colegio de Cristo", se ayuden mutuamente en el camino de la santidad..." por eso "este estilo de vida tendrá estas característica: sentido de igualdad evangélica y de franca sinceridad en el trato; mutua participación en gozos y dolores, dentro de una pequeña familia, donde las hermanas se juntan para toda la vida y donde "todas han de ser amigas, todas se han de querer, todas se han de amar, todas se han de ayudar"..." (Constituciones de 1991, Nº 87 y 88).

Aunque normalmente el trabajo, la lectio divina, la lectura espiritual y la oración personal se realizan a solas, la comunidad comparte juntas la liturgia, las comidas, la formación permanente y naturalmente las recreaciones que se caracterizan por una inmensa alegría. En este ambiente crece el amor mutuo, la ayuda y el interés por cada una de las hermanas. La atención por las enfermas y las ancianas es una características muy teresiana.

Vida Fraterna